Entre el proponer y el preguntar está la diferencia: Coaching vs Consultoría

By | 5 noviembre, 2012

Dado el potencial de crecimiento del Coaching de Negocios, una de las preguntas más frecuentes de ActionCOACH es la diferencia entre el coaching y consultoría.

Un proceso interactivo

La mejor forma de entender la diferencia entre Coaching y Consultoría es que un consultor proporcionará soluciones a su cliente, mientras que un Coach formulará preguntas concretas para que los dueños de negocios encuentren la respuesta y la solución por sí mismos.

Definitivamente el Coach ofrece las herramientas indispensables a sus clientes para que perfeccionen sus habilidades y encuentren sus propias soluciones simplemente haciéndoles ver lo que están haciendo mal. No saberlo puede ser catastrófico para el negocio.

Si lo vemos desde otro punto de vista, mediante un ejemplo simple: un consultor le explicará por qué un auto es mejor que otro, le enseñará a manejarlo, e incluso conducirá el auto por usted.  Por otro lado, un Coach le dirá por qué es importante el auto, le ayudará a descubrir por qué tiene problemas para conducir y además se mantendrá en el asiento del pasajero mientras usted conduce.

En la actualidad el término Coaching ocupa un lugar importante en los temas de negocio.  Es un concepto nuevo, que ha renovado la visión de los empresarios.

Por ello, muchas empresas que se dedicaban a la consultoría ahora dicen que ofrecen coaching.  Es importante poner atención en esto.  La consultoría analiza las fallas del cliente, las soluciones que ofrece son temporales, el consultor le dice a su cliente qué debe hacer; en resumen, se enfoca en la empresa no en el dueño.

El coaching es un método de enseñanza fundamentado a través del auto-descubrimiento.  Revela al dueño de negocio el por qué de las cosas, le ayuda a adquirir nuevas habilidades, hacer cambios y establecer metas. Pero lo más importante es la relación que se genera entre las dos partes.

Ambas herramientas son excelentes. Pero es necesario detectar cuándo se requiere de un consultor, por ejemplo en situaciones donde el dueño ya tiene identificado el problema y conoce sus debilidades. En la consultoría valen más los factores externos, implementa soluciones que no atacan los problemas de raíz.

Por otro lado, cuando un dueño de negocio acepta que él es responsable de la situación en que se encuentra su empresa y sabe que los resultados obtenidos son producto de sus decisiones, entonces una buena opción es contratar un Coach de Negocios.

 

La experiencia del coaching es enriquecedora, permite renovar ideas, genera en los dueños de negocios nuevas perspectivas de crecimiento. El coach se convierte en un amigo, en confidente en un mentor.

Definitivamente el coaching no es un remedio a los problemas de las empresas, es una solución que inyecta vida a los dueños de negocio.

 

Equipo ActionCOACH

Franquicia de Coaching en México y Latinoamérica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *